ilusionaT viajes

junio 10, 2010

IlusionaT en Marrakech

 

 

ilusionaT en Marrakech

 

 

En este blog ilusionaT viajes intentará trasladarle a la Ciudad Turística de Marrakech, ofreciéndole información necesaria para el conocimiento o visita de la ciudad. Descubra la importante ciudad Africana…

Introducción

 

La ciudad fue fundada en 1062 por los almorávides de la mano de Yousself lbn Tachfin, llegando a ser capital del imperio islámico, rodeada de murallas con magníficos palacios, mezquitas y jardines, de los cuales en la actualidad no existen, menos la pequeña Koubba Ba’adiyn.

Marrakech es una de las ciudades más importantes de Marruecos y es considerado el principal atractivo turístico del país por sus numerosos monumentos patrimonio de la Humanidad.

Posee el mercado tradicional más grande del país y una de las plazas más frecuentado de África y del mundo, llamada Djemaa el Fna, donde se reúnen cuenta cuentos, acróbatas, bailarines, vendedores y músicos. Esta plaza se convierte tras la caída del sol en un gran restaurante al aire libre donde se llena de puestos de comida.

En cuanto al nombre de la ciudad podemos decir que su significado es “Tierra de Dios”, dando el nombre al País Marruecos que es una deformación del nombre de la ciudad Marrakech.

La ciudad es apodada Medina Al-Ham´rá, que en árabe significa “La Ciudad Roja” por las tonalidades del entorno y las edificaciones del lugar.

El clima

 

El clima de Marrakech es mediterráneo seco, donde la temperatura media anual es de 19.2ºC, siendo la temperatura mínima diaria en Enero y la máxima en Julio y Agosto superando todos los años los 40ºC. Hablando de las precipitaciones, normalmente se concentran entre los meses de Octubre y Mayo siendo la media anual de 247mm.

La moneda

 

La moneda oficial de Marruecos es el dirham marroquí (dh), cuyo símbolo es MAD. Cada dírham podrá dividirse en 100 santimat.

Podrá encontrar billetes de 20, 50, 100 y 200 dirhams y monedas de 1, 5 y 20 santimat y de 0.5, 1 y 10 dirhams.

Para sacar dinero, encontrará cajeros automáticos en la zona nueva de Marrakech y en la Plaza de Jamaa el Fna, donde en este último también podrá encontrar el mejor lugar para cambiar el dinero, en las casa de cambio de la Plaza Jamaa el Fna.

El idioma de la ciudad

 

El idioma oficial de la ciudad es el árabe, aunque debido a su pasado español y francés, estas lenguas son habladas por la población, siendo el francés más hablado que el español, aunque gracias al turismo si habla en francés, inglés o español no tendrá problema en comunicarse con gran parte de la población de Marrakech que con un nivel más alto o menos le entenderán.

A continuación le exponemos algunas expresiones en árabe que le serán de utilidad tras su paso por la ciudad marroquí:

Palabras de cortesía

 

  • Hola   Ahalan
  • Adiós   Ma’a ElSalama
  • Hasta luego  Wada’an
  • Buenos días   Saba’a AlKair
  • Buenas tardes   Masa’a AlKair
  • Buenas noches   Laila Tiaba
  • Por favor   Min Fadilak
  • Gracias   Shokran
  • De nada   Ala ElRahib Wa ElSaa
  • Lo siento   Ann Eazinak

 

Palabras de interés

  • Si   Na’am
  • No   Laa
  • Bien   Taib
  • Mal   Saia
  • Amigo   Sadik

 

Números

  • Cero   Sefir
  • Uno   Wahed
  • Dos   Etnin
  • Tres   Talata
  • Cuatro   Arbaa
  • Cinco   Hamsa
  • Seis   Sita
  • Siete   Sabaa
  • Ocho   Tamaña
  • Nueve   Tesaa

 

Cómo llegar por aire

 

Menara (RAK) es el aeropuerto internacional de Marrakech, situado a 6km al suroeste de la ciudad. Hay múltiples compañías aéreas que vuelan directamente desde Europa, siendo el segundo aeropuerto más importante de Marruecos después del Mohammed V de Casablanca.

Dentro de las instalaciones de este aeropuerto podemos encontrar restaurantes, cafeterías, centro médico, mostrador de información turística, cajeros automáticos, bancos, tiendas de libre de impuestos y hasta podrá alquilar coches.

Podrá disfrutar varios servicios de transporte para  desplazarse del aeropuerto a la ciudad y viceversa. Uno de los transportes es el autobús nº 11 y el otro es el taxi, donde podrá llamar para reservar taxis en las cabinas telefónicas o tomar sus servicios en la parada de taxis situada junto a la de los autobuses. Es recomendable que acuerde con el taxista la tarifa del trayecto para descartar un coste demasiado elevado.

Aeropuerto Internacional de Marrakech “Menara (RAK)

Tel: (044) 447910/865

Web: www.onda.org.ma/onda/autrea/marrakech.asp

Cómo llegar por tren

 

La estación de Marrakech se presenta como un bello edificio situado en Avenue Hassan II, en la zona nueva de la ciudad. El teléfono de contacto es el (04) 447 703/768.

En tren es el mejor modo de viajar entre las distintas ciudades del país, por su comodidad, formalidad y precio.

Puede diferenciar dos ramas en el sistema ferrocarril de Marruecos. Una recorre desde Tánger hasta Marrakech, y la otra desde Casablanca hasta Oujda.

Los asientos del tren pueden ser de primera clase, que constan de aire acondionado; y de segunda clase, siendo suficientemente cómodos por la mayoría de los pasajeros.

Desde Rabat, Fez y el tren nocturno desde Tánger son los lugares de partida directos más populares para llegar a Marrakech.

Cómo llegar en barco

 

Existen varias compañías de barcos que realizan trayectos desde Europa hasta Marruecos. Desde España puede abordarse desde los puertos de Barcelona, Algeciras, Tarifa o Almería. También puede realizar el trayecto mediante empresas de feries desde Gibraltar, como son Línea Blanda, FerriMaroc, Euroferries, entre otras.

Los puertos marroquíes de llegada las encontramos en Casablanca, Nador, Melilla, Tánger y Ceuta. Desde estos puntos de llegada podrá dirigirse a Marrakech en auto, Tren o autobús.

Cómo moverse por la ciudad

 

Para moverse por la medina de Marrakech lo mejor es caminar, ya que las calles son tan estrechas que no cabe ningún medio de transporte, excepto las motos y bicis que tendrá que estar esquivando constantemente en su visita a la ciudad.

La orientación en esta ciudad es bastante complicada, ya que en los planos que pueda poseer usted no concuerden los nombres de las calles con los escritos de las placas de las propias calles, con lo que tendrá que preguntar a la gente para averiguar el lugar. Esta persona seguramente no tendrá problemas en acompañarle a cambio de una propina que siempre le parecerá escasa.

Los autobuses de la ciudad son muy antiguos, siempre están llenos de gente. La puntualidad de este transporte deja mucho que desear, aunque son bastante económicos.

Otra manera de moverse es en taxi. Existen dos tipos: taxis pequeños (petit taxi) y taxis grandes (grand taxi). Los primeros se usan para desplazarse dentro de la ciudad, y los segundos por su comodidad son usados para traslados más largos. Independientemente del tipo de taxi que seleccione, compruebe siempre que el taxista active el taxímetro, ya que se les suele “olvidar”. Y si por causas de taxi no tiene instalado ningún taxímetro, acuerde un precio por el servicio antes de iniciar la marcha.

Un paseo en calesa no puede faltar en el viaje, el recorrer Marrakech mediante este medio de transporte en coche de caballos es una experiencia muy interesante. El precio de este servicio es negociable y se puede regatear.

Donde más ofertas de calesas puede encontrar es entre la Plaza de Jamaa el Fna y la Mezquita Koutoubia.

Su gastronomía

 

IlusionaT viajes le informará en el siguiente párrafo la gastronomía de la ciudad caracterizada por sus sabores fuertes, especiados y por su bajo coste para disfrutar de ella. A continuación exponemos los platos más típicos de la ciudad.

Un plato característico de Marruecos es el Cus-cus. Plato que pude guisarse de mil maneras diferentes, este plato típico consta de una pasta sémola, harina de trigo, cocinada al vapor en una cazuela de barro (cuscusera). En el fondo son depositadas las verduras con especias y encima se coloca la pasta de sémola. Legumbres y carne tienen su preparación aparte. Este plato tiene una característica especial, ya que es lo que más sorprende a los turistas, que es que este plato se suele comer con las manos. Los marroquíes consideran el cuscús como plato principal de los viernes.

El plato más típico de Marruecos es el Cus-cus Saykout. La diferencia con el Cus-cus es que se cocina con mantequilla y con leche batida, también otra diferencia es que se sirve en frío, siendo muy consumido en los meses de verano.

Los tajines de los platos más populares de esta gastronomía, reciben el nombre del recipiente en el que se cocina y se sirve. Consta básicamente en un guiso de carne o pescado acompañado de frutas o verduras.

Otras especialidades que podemos encontrar en la ciudad son:

Diaja Mahamara: que esta compuesta por carne de pollo estofada con almendras, sémola y pasas.

Harira: Sopa acompañada de una empanada dulce con carne de pichón hecho con capas de masa de hojaldre.

Kefta: Son albóndigas de carne picada.

Méchoui: Cordero asado a la brasa.

Y muchos más.

El té es una bebida que está ligado al día a día de los marroquíes, donde lo podrá degustar en cualquier sitio. La especialidad es el té con menta.

¿Dónde salir de noche?

 

El principal reclamo de la noche en Marrakech es la calle, multitud de gente pasean y se mueven sobre todo por la plaza Djemaa el Fna, la cual parece que nunca descansa de actividad, donde los artistas callejeros, músicos, acróbatas animan a la gente, mientras puede disfrutar sentado, degustando un té árabe en una terraza de dicha plaza.

También podrá acudir a bares al estilo occidental, situadas en la plaza Abd el Moumen Ben Alí, Le Charleston o la Mammounia.

Lugares de interés en Marrakech

 

Marrakech está dividida en dos partes: el centro con la gran Medina, rodeada de bastiones de tierra roja y, fuera de las murallas encontramos a la ciudad nueva o la ville nouvelle, construida por los franceses durante su dominio en la ciudad, aunque sigue en continua expansión. Cada parte son entidades administrativas diferentes, gobernadas en parte por reglas distintas, menos una regla que es para Marrakech entera, que es la regla de que la fachada de los edificios sean de color rojo-ocre, del color de la tierra local, de ahí el significado del nombre de la ciudad “ ciudad roja”.

Marrakech no es excesivamente grande, ni es una ciudad que impacte por sus monumentos, es más bien un mundo distinto, que tal vez sea interesante que contrate una visita guiada por la Medina si es la primera vez que visita Marrakech. Necesitará cuatro días mínimos para verlo todo y disfrutar de la esencia de esta ciudad.

A continuación ilusionaT viajes le expondrá los lugares más interesantes para visitar en esta ciudad.

Gueliz

Considerada la ciudad nueva de Marrakech, elegida para vivir por la mayoría de los habitantes extranjeros, donde encontrará restaurantes más occidentales, incluso McDonald, siendo una zona de más lujo, no hay mucha diferencia con los precios. Las avenidas principales de esta zona son la avenida Mohamed V y Mohamed VI.

Plaza de Jamaa el Fna

Es el lugar más importante de la Medina, considerada la plaza central de la ciudad. Caracterizada por su actividad pública desarrollada tanto de día como de noche. La Plaza sufre una transformación constante, cambiando totalmente el desarrollo del día con el de la noche. Durante el día llamará podrá observar encantadores de serpientes, puestps de zumo de naranjas, especias, caracoles. Y por la tarde desaparecen los tenderetes de por la mañana siendo sustituidos por puestos de comida para cenar, músicos y espectáculos.

La plaza está rodeada de suvenirs, bares y restaurantes, donde puede tomar alguna bebida en una terraza observado el espectáculo de la plaza.

El zoco de Marrakech

Extendida desde el norte de la Plaza Jamaa el Fna es el lugar donde los marroquíes realizan sus compras, formada por un laberinto de callejuelas, llenas de tenderetes y puestos, donde puede comprar ropa, especias, productos turísticos, comida. Los artesanos se agrupan por gremios.

El zoco es la cuna del regateo, por lo que es obligatorio regatear antes de comprar nada, es más, no debe pagar más de un tercio del precio que el vendedor os informe en un principio.

Por la mañana es el mejor momento para visitar este lugar, ya que ha medida que cae la tarde, los puestos cierran. En su visita a Marrakech, esta parada es obligatoria.

Mezquita Koutoubia

Se trata de la mezquita más importante de Marrakech, construida en 1158 por el califa almohade Abd al Mu-min, situada a cinco minutos andando desde la Plaza de Jamaa el Fna. El significado de su nombre “mezquita de los libreros” viene por estar rodeado en sus tiempos por numerosos puestos de libro.

Es considerada el techo de Marrakech por sus 69 metros de altura.

La entrada al interior como en las mezquitas de la ciudad, está prohibida a toda persona no musulmán, por lo que tendrá que conformarse con apreciar la preciosa fachada que presenta.

Siempre encontrará a mucha gente alrededor de la mezquita a cualquier hora del día, ya sea por sus jardines o por las calles.

Palacio Bahía

Palacio construido a finales del siglo XIX con ocho hectáreas de extensión, contiene 150 habitaciones que dan a diversos patios y jardines. Es considerado una de las obras arquitectónicas más importantes de Marrakech.

El significado de su nombre es “el bello” o “la bella”, con diversas teorías de si iba dedicado al propio palacio o por la mujer preferida del visir de la época, que en ese caso sería “El Palacio de la Bella”.

Aunque tras la muerte del visir se desalojó este impresionante Palacio, aún se puede apreciar la impresionante decoración de los techos.

Ya que el palacio no contiene carteles informativos en español, y está todo vacío, es recomendable contratar un guía turístico para esta visita y así disfrutar al máximo la experiencia.

Medersa Ben Youssef

Definimos una medersa como un colegio o escuela musulmana de estudios superiores. Esta es la medersa más grande de Marruecos y se construyó  en 1565 encargada por el sután al-Ghalib, para dar servicio a los estudiantes de la mezquita Ben Youssef.

Tumbas Saadíes

Localizadas en un jardín cerrado, fueron abiertas al público en 1917, año en que fueron descubiertas.

Las Tumbas Saadíes son uno de los lugares más visitados de Marrakech, por lo que debe de dedicarle la media hora que dura la visita, y apreciar las más de 100 tumbas decoradas con mosaicos de sirvientes y guerreros de la dinastía saadí.

Palacio badi

El Palacio Badi fue construido a finales del siglo XVI por el sultán Ahmed al-Mansour para conmemorar la derrota de los portugueses en Wed al Makhazín (la Batalla de los Tres Reyes).

En la actualidad está en ruinas, aunque con solo ver las dimensiones del lugar podemos imaginar lo que llegó a ser. No puede dejar la oportunidad de contemplar las vistas de Marrakech subido a las murallas. Le recomendamos que realice esta visita con un guía turístico para absolver más información del lugar.

El sultán Moulay Ismail decidió trasladar la capital de Marrakech a Meknes, quedando el palacio completamente vacío.

Museo de Marrakech

Antes de ser museo, este lugar fue un Palacio a finales del siglo XIX, donde residía  Mehdi Mnebhi, un antiguo ministro de defensa del sultán Moulay Abdelaziz.

Este palacio se convirtió en museo en 1997, donde expone en sus salas su colección compuesta por objetos tradicionales de Marruecos. Es más impresionante el edificio en sí, que las colecciones expuestas.

Museo Dar Si Said

También llamado Museo de las Artes Marroquíes, es el museo más antiguo y el que más obra exhibe de la ciudad.

Como otros muchos grandes edificios en la ciudad, esta edificación fue residencia de un  mandatario, Si Said, convertido en museo en el futuro, en el que exhibe en dos plantas su colección (mobiliario, armas, instrumentos, etc.).

Jardines de Menara

Creados en 1870 sobre un antiguo estanque almohade, son los jardines más conocidos de Marrakech. Se dice que en el edificio central que permanece junto al lago fue lugar de los encuentros amorosos de los sultanes de la ciudad.

Jardines Majorelle

Creados por un pintor francés Jacques Majorelle en 1924. Lugar de inspiración del pintor fue abierto al público en 1947.

En el interior del jardín podrá diferenciar multitud de plantas: plantas acuáticas, bambú, palmeras, cactus, etc.

Palmeral de Marrakech

Este palmeral plantado en un terreno de más de 13.000 hectáreas durante la dinastía almorávide sigue siendo fuente de riqueza para la ciudad y es considerado zona de lujo y centro de un gran plan urbanístico, que abarca residencias, campos de golf y hoteles.

La mejor manera de visitar este lugar es en calesa, con trayecto desde la Plaza de Jamaa el Fna hasta el Hotel Palmeiraie Golf Palace, tomar un té en uno de los hoteles de lujo que pertenecen al lugar y pasear a camello a través del Palmeral.

Debería saber…

 

IlusionaT viajes le detalla varias informaciones que debería de saber en su viaje a Marrakech.

 

El agua: Le aconsejamos que beba agua embotellada, y en grandes cantidades si se trata de los meses de calor.

Los autobuses: Suele ser frecuentes las aglomeraciones en este transporte, aunque tiene su encanto.

Mezquitas: Por tradición religiosa no podrá entrar a las mezquitas, aunque la visión desde el exterior es impresionante.

 

El alcohol y el cerdo: Ambos están prohibidos por la religión y cultura de la ciudad, aunque el visitante podrá obtener bebidas alcohólicas sin ningún tipo de problema en restaurantes, bares y hoteles.

 

El regateo: Es obligatorio regatear para realizar cualquier compra en la ciudad, aunque no esté acostumbrado a ello. Se recomienda realizar compras fuera del horario de máxima afluencia, ya que el precio negociado será más económico.

El Ramadám: Es el noveno mes del calendario musulmán, tiempo de recogimiento y de ayuno del pueblo musulmán, por lo que habría que evitar comer en público en pleno día en este periodo del año. No se puede especificar dicha fecha en el calendario gregoriano “de uso universal” , ya que el calendario musulmán es un calendario lunar, y el gregoriano es solar, por lo que el lunar es 11 días más corto que el solar.

ilusionaT viajes le desea feliz viaje…

 
 

http://www.ilusionatviajes.com/

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.